Tu pensamiento, aliado o enemigo de tu negocio

Hay personas que se preguntan “¿Son los pensamientos importantes para un emprendedor? Controlar los pensamientos, ¿es importante?”

Porque lo que normalmente se promueve cuando se trata de un negocio, cuando se trata de emprender algo, es pura disciplina, perseverancia y trabajo duro.

En realidad, lo que te hará mantenerte disciplinado, perseverante, y te hará hacer el trabajo necesario, es controlar tus pensamientos, tratando de averiguar las causas que te hacen actuar o que, al contrario, hacen que te congeles.

Y uno de los conceptos más interesantes es ¿cuál es tu pensamiento dominante?

Te pregunto eso porque la mente humana tiene un tremendo poder. Lo que capta y mantiene nuestra atención determina nuestras acciones. Por eso, el lugar donde nos encontramos hoy es el resultado de los pensamientos dominantes que están en nuestras mentes. Y estos pensamientos generan las emociones que tenemos cada día.

Para darte un ejemplo: imagínate que perdiste tu negocio. Qué clase de respuesta emocional tuviste? Quizás te pusiste triste porque perdiste muchas cosas, mucho trabajo, mucho esfuerzo. O quizás te alegraste porque la situación de tu negocio era terrible y un nuevo comienzo te hará bien.

Lo que quiero decir es que tus pensamientos incitan tus emociones. Bastante emprendedores andan todos los días diciendo: “Estoy estresado, estoy estresado, estoy estresado. Otros usan la preocupación, se preocupan por algo que podría suceder, se preocupan por lo que alguien podría pensar, se preocupan por alguna circunstancia fuera de su control, se preocupan por lo que está pasando con su empresa, plan de compensación, acerca de lo que está pasando con la expansión internacional, o se preocupan por el evento que viene. Esa es su emoción base. Esta emoción base entra en sus mentes y de ahí empieza a controlar su forma de ser y manera de actuar.

La buena noticias es que todos tenemos una opción, y todos podemos decidir ¿Cuál es la emoción dominante que nos va a servir, y cuál es la actual que tenemos y que no nos está sirviendo? Si está en el lado negativo – el estrés, la frustración, la duda, la preocupación – si nuestra emoción base está dentro de ese espacio, es como poner un limitador en nuestro potencial.

Porque, te pregunto: “Cuando estamos en ese espacio, ¿crees que estamos atrayendo gente hacia nosotros, o crees que estamos empujando a algunas personas a alejarse?¿Estamos haciendo que la gente quiera estar alrededor de nosotros, o es que tal vez sólo atraemos a otras personas enojadas, u otras personas estresadas con quien podemos relacionarnos?

Hay una opción de cambiar nuestros pensamientos y de ahí, controlar nuestras emociones. Ojo, eso no quiere decir que a partir de ahora no vamos a tener situaciones o momentos de estrés, de frustración, o preocupación. Si o si, van a pasar a cada rato porque así es la vida, nos reta al máximo. Pero, ¿cuál es tu actitud hacia estas situaciones o momentos retadores? Cuál es tu emoción dominante? ¿A dónde vuelves?

¿Qué pasaría si tu emoción dominante fuera la gratitud todo el tiempo? ¿Y si fuera alegría, todo el tiempo? Tú puedes estar estresado, preocupado, molesto, por unos minutos, pero tienes la opción de regresar a tu estado de alegría, regresar a la gratitud, regresar a la felicidad, ¿cierto?

Así que quiero que pienses en cuál es tu emoción base. Tal vez incluso anota, ¿cuál es la emoción a la que más corres cuando te empujan, cuando algo no va bien, cuando algo inesperado sucede, cuando estás estresado? ¿Cuál es tu emoción dominante? ¿A dónde vas?

Y a partir de ahí, cambiar. En lugar de expectativa y ansiedad, puede ser apreciación y gratitud. En lugar de aburrimiento, podría ser pasión. En lugar de preocupación y duda, puede ser alegría y paz, que todo va a estar bien. Nosotros podemos controlar esto.

Puede que no seamos capaces de controlar el dolor, pero podemos elegir sufrimiento. Eso es una opción. El dolor puede no ser una elección, pero nuestro estado emocional, el sufrimiento, es una elección.

Piensa en ti en tu mejor estado energético, en tu estado más atractivo, tu estado más extrovertido, tu estado más vibrante posible, piensa en llevar a esa persona contigo todo el tiempo. Imagínate un nuevo tú en un estado alegre, enérgico, positivo y apasionado. ¿Quién no quería estar a tu lado?

Abrazos,

Alina

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s