Ahora es tu momento para hacerlo!

Mañana, algún día, la próxima semana, estoy a punto de – son palabras que nos decimos a menudo para auto engañarnos que tenemos el control. Cuantas vece no dijiste: mañana voy a empezar. Mañana programaré citas. Después del fin de semana realmente voy con todo. El próximo mes, realmente voy a despegar. Cuando los chicos salgan de la escuela, me enfocare en esto. Una vez que los niños regresen a la escuela, después de las vacaciones de verano, voy a hacerlo. Después de las vacaciones, voy a hacer que suceda.

Ahora, aquí está la verdad. La gente habla mucho, y por un lado proclamar lo que vas a hacer es muy bueno, decir al mundo lo que vas a hacer, algo que aún no has hecho. Eso es algo saludable porque te mantendrá responsable antes esas declaraciones, pero no te quedes atascado allí. No te quedes en el mañana. Tienes que poner un poco de urgencia en tu vida y, en algún momento, pasar de mañana a ahora mismo.

Ni siquiera hoy, porque eso te da todo el tiempo hasta el final del día. Tienes que mover el reloj. Pienso que necesito programar más citas? Aquí está una cosa que necesito hacer: hacerlo ahora mismo. El primer momento que tengo disponible para hacerlo, lo hago. Me muevo ahora mismo.

Poner urgencia en tu vida y en tu negocio te va cambiar la vida, pero primero debes ser consciente de que el tiempo es un recurso muy valioso, de hecho, se dice que el tiempo es oro. Nadie puede comprar un segundo con todo el oro del mundo. El tiempo es algo más que dinero. No se puede atrapar, detener o regresar. No se puede ganar, lo único que podemos aspirar es gestionarlo mejor.

Escuchar es genial. Comprender es aún mejor. Pero la acción es incluso mejor que la comprensión. Tú puedes ser la persona más informada del mundo, pero si sigues diciendo mañana, mañana, mañana, mañana, nunca vas a obtener los resultados que estás buscando.

Porque, ¿adivina de dónde viene la mayor parte del aprendizaje y la mayor parte de la comprensión real? En el HACER. Si quieres aprender a hablar con las personas a través del teléfono, entonces habla con más personas. Si quieres aprender cómo hacer presentaciones en casa, entonces haz más presentaciones en casa. Te aseguro que te darás cuenta de cómo hacerlo. Eso no significa que no debes de seguir desarrollando las habilidades necesarias para tener éxito en el marketing multinivel, pero significa que no deberías esperar para tener todo el conocimiento antes de empezar a actuar.

Mucha gente piensa que entiende el marketing multinivel, pero nunca puedes entender lo que haces, hasta que no lo has hecho. Realmente entiendes, cuando lo haces. Y si continúas con la acción, comenzarás a obtener resultados de esas acciones, porque no es sólo en el hacer una vez, es hacer y luego mejorar, hacer de nuevo y luego mejorar.

Si quieres tener éxito en el multinivel, debes aprender a dejar el miedo a un lado. Entender que es muy difícil verte bien y mejorar al mismo tiempo; estar dispuesto a sentirte incómodo; estar dispuesto a salir de tu zona de confort; estar dispuesto a ir de una persona de mañana a una persona ahora mismo. Eso es lo que quiero para ti.

Personalmente, uno de los grandes retos que tuve fue dejar los miedos y tomar acción, y en la búsqueda de una solución efectiva, aprendí unos principios de la filosofía de Stephen Covey (“First things First”) que hoy me gustaría compartir contigo:

  1. Determina tus prioridades: es fundamental que tengas claro cuáles son las cosas que realmente agregan valor a tu negocio, aquí tiene mucho sentido la ley de Pareto, cuando nos indica que el 80% de nuestros resultados vienen del 20%  de nuestras acciones.
  2. Mantén una agenda semanal: plantear tus objetivos y organizar tu semana en un cronograma semanal te permitirá ser flexible y al mismo tiempo estar enfocado. Tener el enfoque semanal te permitirá trabajar en tus prioridades sin el estrés del día a día, haciendo que tu objetivo se pueda partir en pequeños logros durante la semana.
  3. Define un horario fijo: el secreto de crear hábitos está en definir horarios fijos en nuestra agenda, de manera que podamos estandarizar nuestras actividades.
  4. Ejecuta y no procrastines: toma cada tarea que te hayas puesto como algo serio, como si fuera una cita contigo mismo y tu tarea, no la aplaces a menos de que exista algo más importante para hacer, ojo que sea más importante, no más urgente.

Te invito a que piensas en  algo que sabes que necesitas hacer, eres capaz de hacer, y que es posible hacer ahora mismo y simplemente deja todo y hazlo. Y cuando lo hagas, comparte con todos; hazlo saber, deja que el mundo sepa lo que hiciste, no lo que estás a punto de hacer.

Un abrazo,

Alina

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s